Un buen inicio de año

Un buen inicio de año
Jornada Mundial de Juventud (JMJ) y un mes de marzo caracterizado por muy buenas nuevas, podemos decir que 2019, sin importar qué ocurra en las elecciones de mayo próximo, registra un buen comienzo| Archivo

Sin duda alguna, el mes de marzo ha marcado otro buen momento para Panamá. Así lo denota una relación de hechos registrados durante este tercer mes del año: 

El 7 de marzo los gobiernos de la Unión Europea (UE) vetan la “lista negra” de países que presuntamente no cooperan lo suficiente en el combate al lavado de dinero, la cual incluía injustamente a Panamá.

El 8 de marzo la calificadora de riesgo Moody’s Service anunció su decisión de elevar el grado de inversión de Panamá a Baa1 con perspectiva “Estable”.

El 11 de marzo la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) reportó el cobró de $186 millones, cifra con la que se completa la recuperación del monto total de los $847 millones en adelantos que le había otorgado al contratista Grupo Unidos por el Canal, S.A. (Gupcsa) para la conclusión de las obras del tercer juego de esclusas.

El 12 de marzo esa misma calificadora mejoró desde “A2” a “A1” con perspectiva estable a la deuda de largo plazo emitida por la ACP, la cual consiste en $450 millones en bonos, colocados en septiembre de 2015 y que vence en julio de 2035. 

El 22 de marzo la UE anunció la salida de Panamá de su lista de jurisdicciones no cooperadoras en la lucha contra la evasión fiscal y asuntos fiscales; la Contraloría General de la República reportó un crecimiento del 21% en Inversión Extranjera Directa (IED) al cierre de 2018. 

Se trata una extensa y envidiable lista de hechos que nos hablan de un país que sigue creciendo y adaptándose a los nuevos estándares internacionales en materia de lucha contra el lavado de dinero y la evasión fiscal, lo que evidentemente lo hace más atractivo para los capitales externos, deseosos de participar en su economía que, a pesar de registrar un crecimiento de sólo 3.7% en 2018, sigue siendo una de las más vigorosas y de mejores perspectivas de América Latina y el Caribe, toda vez que para este año se espera un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) aproximado de 5%.

Claro está, no todo puede ser color de rosas, pero lo que hay que destacar es que, pese a todos sus problemas, Panamá sigue creciendo y tiene el potencial y las condiciones para alcanzar su pleno desarrollo económico y humano a muy corto plazo, lo que deberá traducirse en más empleos, mayor bienestar y mejor calidad de vida para todos los panameños.

Es más, gracias a la mejora de la calificación de riesgo del país y del Canal, el Estado panameño tendrá la oportunidad de refinanciar la deuda pública a una mejor tasa de interés y la vía interoceánica podrá contar con un financiamiento más económico para cualquier nuevo proyecto que desee emprender a futuro.

Además, las empresas que operan en el país e incluso los consumidores de servicios financieros se verán beneficiados positivamente, ya que la nueva calificación del Soberano les permitirá, por ejemplo, que la banca tenga acceso a dinero fresco en mejores condiciones que las recibidas a la fecha, una buena noticia en un escenario donde la tendencia era al aumento de las tasas de interés.

En todo caso, tras el éxito de la Jornada Mundial de Juventud (JMJ) y un mes de marzo caracterizado por muy buenas nuevas, podemos decir que 2019, sin importar qué ocurra en las elecciones de mayo próximo, registra un buen comienzo, un buen primer trimestre, y se perfila como el año en que la economía del país dejará la tendencia a la desaceleración que ha caracterizado su desempeño en el último lustro, por lo que todos debemos contribuir, para mantener este ritmo positivo, con trabajo duro y la confianza en que juntos podemos construir un país mejor.   

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias