Revertir decrecimiento de la industria impulsará el empleo

Revertir decrecimiento de la industria impulsará el empleo
Informe del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) prevé cerrar el año 2019 con una tasa de crecimiento de -1.3% en su Valor Agregado (VA), por debajo al 2018| Archivo

De acuerdo con los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), al cierre del año 2019 el sector industrial manufacturero se convirtió en el cuarto empleador, al ocupar a 144,786 personas, de allí su importancia en el dinamismo de la economía panameña.

La Encuesta de hogares (Agosto 2019) del Inec, citada en el Informe sobre las estimaciones del crecimiento de la economía panameña y el sector industrial manufacturero al tercer trimestre del 2019 y perspectivas para el 2020, presentado por el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP)  indica que son cuatro las principales actividades económicas que concentran el empleo en Panamá: Comercio al por mayor y al por menor (18.2%) con 349,279 trabajadores; Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (14.4%) con 276,597 personas; Construcción (9.0) que a pesar de una variación negativa de 8.9% en relación con agosto de 2018, registró 172,877 empleados (9.0%).

Industrias manufactureras representan el 7.5% de la población ocupada (una variación de 2.1% en relación con agosto de 2018)  con 144,786 trabajadores, en el contexto de una economía que reflejó una tasa de desempleo a nivel nacional de 7.1%.

Aldo Mangravita, presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), resaltó que la industria manufacturera es un sector clave para impulsar el empleo y bienestar de las familias panameñas “y esto se puede perder si no se toman medidas inmediatas. Es necesario aprovechar nuestra plataforma logística e integrarla a la producción y la transformación a través de una adecuada política industrial, con un marco jurídico apropiado que permita atraer inversiones, sean nacionales o extranjeras”.

Aida Michelle Ureña de Maduro, secretaria general del SIP, señaló que el protagonismo del empleo industrial ha llevado al gremio a impulsar la innovación y la capacitación continua para que tenga incidencia en la productividad, tarea en alianza con las universidades, el Ministerio del Trabajo (Mitraldel) y el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh), entre otras instituciones.

El asesor económico del SIP, Andy Espinoza observó que en un contexto de ralentización económica, “el sector industrial manufacturero mantuvo 2.1% en crecimiento de empleo y eso nos da la idea de hacia dónde se deben encaminar las políticas públicas en materia económica”.

René Quevedo, experto en temas de empleo, señaló que de los 144,786 trabajadores del sector industrial, 47% de ellos son asalariados y el resto está dividido entre trabajadores independientes (46%), patronos (3%) y trabajadores familiares (4%).

“Entre el 2014 y 2019, a pesar de una pérdida de 3,258 empleos asalariados en el sector industrial, fue compensada con la creación de 23,176 plazas de trabajo no asalariado, dando como resultado una expansión neta de 19,918 empleos, 12% de la expansión neta de la Población Ocupada en 5 años”.

El 77% del crecimiento en su Población Económicamente Activa (PEA) fue de Artesanos y Operadores de Maquinaria”, documenta Quevedo.

Al evaluar la importancia de la industria en el empleo nacional, recuerda que representa el 7.3% del empleo no agrícola, el 6% de los ejecutivos, 5% de los técnicos medios y 30% de los artesanos del país

| Situación del sector industrial |

De acuerdo con el informe elaborado por la Asesoría Económica del SIP con las cifras oficiales del Inec, “para el tercer trimestre del año 2019, el sector industrial manufacturero retrocede en -1.9% comparado con el mismo periodo del año 2018, el cual fue de 0.4%. El Producto Interno Bruto Trimestral (Pibt) de las industrias manufactureras, a precios constantes 2007, se situó en $504,8 millones con un aporte absoluto de -$9.8 millones en el año 2019, comparado con el tercer trimestre del año 2018”.

El estudio estima que “el sector industrial manufacturero cierre el año 2019 con una tasa de crecimiento de -1.3% en su Valor Agregado (VA), por debajo al del año 2018, el cual fue de 1.5% impactado principalmente por la caída de actividades claves del sector como la producción de cemento y derivados y la elaboración de productos alimenticios”.

Reducción de la demanda interna, poca participación en los mercados internacionales y la desaceleración de la economía panameña, que el SIP prevé crezca a una tasa de 2.9% en 2019 frente a 3.7% de 2018, fueron situaciones que afectaron la expansión de la industria manufacturera.

Por renglones, el mejor desempeño, durante el tercer trimestre de 2019, correspondió a sacrificio de ganado vacuno (6.5%) y rectificación y mezcla de bebidas alcohólicas (11.1%).

La principal actividad con tasas negativas fue fabricación de cementos y derivados con -17.7%, afectada “por la reducción de la demanda doméstica”.

“Según el INEC, de enero a septiembre de 2019, la producción de cemento gris se redujo en más de 179,000 toneladas métricas, es decir, -14.2% comparada con el mismo periodo del año anterior. Para este mismo periodo, las importaciones se incrementaron en 178%. Durante los nueve primeros meses del año 2019, las importaciones de cemento gris superaron las 100,000 toneladas métricas”, subraya el informe del SIP.

También tuvieron bajos desempeños procesamiento y conservación de pescado y derivados (-10.9%); elaboración de productos lácteos (-6.1%); piensos preparados (-4.0%); sacrificio de ganado porcino (-9.5%); carne de pollo (-2.4%) y producción de cerveza (-0.2%).

“Hay dos sectores claves que debemos impulsar y crear las condiciones para que puedan retomar su rumbo desde el punto de vista económico, que es alimentos y bebidas y producción de cemento y derivados, al ocupar cerca del 60% del PIB industrial”, detalló Espinoza.

De acuerdo con el informe del SIP, se espera en 2020, lograr “un mejor desempeño”, salir de la contracción y crecer de 0.5% a 1 %.

Michael Morales, economista y expresidente del SIP, reflexionó que la industria genera más derrama a la economía que “otros sectores y cuando se reduce su aporte se siente de manera especial”.

“Es necesario hacer industrias y no depender de servicios”, afirmó Morales, quien señaló que alrededor del mundo y de la región, “vemos el caso de países que abandonaron sus industrias y luego decidieron salir a su rescate”.

El 35% de la economía de Estados Unidos es industrial; en Singapur, Costa Rica y las naciones europeas es del 20% y en Guatemala, del 30%.

Estos países saben lo que significa una industria robusta y pujante para su seguridad alimentaria”, subrayó el economista.

En Panamá, la industria manufacturera representó 5.1% de la participación en el PIB del 2019. Superan Comercio al por mayor y al por menor (17.9%) y  Construcción (15.0%). A octubre de 2019, de acuerdo con cifras aportadas en su momento por el ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, el plan de digitalización y automatización de los procesos para la inscripción en el Registro de la Industria Nacional (RIN) y la gestión del Certificado de Fomento Industrial (CFI), tenía un avance del 80%.

De igual modo, en tres meses el Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) aprobó cerca de $2.8 millones en CFI a cuatro industrias panameñas, luego de una inversión cercana a los $79 millones.

Es interés también del Mici que la industria panameña aproveche los beneficios de los Tratados de Libre Comercio (TLC) y de otros acuerdos comerciales.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com