Pastas La Parmigiana logra certificación ISO 9001

Pastas La Parmigiana logra certificación ISO 9001
Con esta certificación, La Parmigiana refuerza su compromiso por mantener la eficiencia en sus procesos de elaboración.| Cortesía

La fábrica de pastas La Parmigiana se convirtió en la primera marca de elaboración y comercialización de alimentos en Panamá que obtiene la certificación ISO 9001.

Agro Industrias Alimenticias de Veraguas introdujo hace más de 30 años esta fábrica en Panamá, con el fin de elaborar los mejores productos a base de 100% semolina de trigo Durum, similar a la tecnología italiana.

La norma gestión de la calidad proporciona la infraestructura, procedimientos, procesos y recursos necesarios para ayudar a las organizaciones a controlar y mejorar su rendimiento y conducirles hacia la eficiencia, servicio al cliente y calidad en el producto.

En los últimos años, La Parmigiana ha mantenido un notable crecimiento: en el año 2016 el crecimiento fue de un 12%, en el 2017 fue de un 15% y esperan obtener un crecimiento mayor al 10% para este año.

La empresa hizo una inversión de $30,000 para hacer adaptaciones y modernización en toda la planta de producción.

“Estamos sumamente orgullosos de recibir esta norma que representa un paso para el reconocimiento organizacional y que es el resultado de un largo proceso de compromiso, no solo con grandes adaptaciones en la infraestructura y en el desarrollo de Sistema de Gestión de la Calidad sino también, en la capacitación y formación de nuestro recurso humano. Continuaremos optimizando nuestros procesos y replicando nuestras buenas prácticas en pro del mejoramiento de los rigurosos procesos de calidad y eficiencia de la empresa”, comentó Rafael Virzi, Gerente General de Agro Industrias Alimenticias de Veraguas.

Anteriormente, la empresa recibió la certificación Kosher que valida que los alimentos sean aptos y apropiados de acuerdo a las normas y especificaciones de la ley judía; la Haccp (Análisis de Peligro y Puntos Críticos de Control).

Esta certificación garantiza el compromiso con el proceso sistemático preventivo y la inocuidad alimentaria; y ahora, la certificación internacional ISO 9001.

La Parmigiana produce con energía limpia, es decir, sus procesos de producción son con energía hidroeléctrica, lo cual no contamina el agua, ni el aire y además, ayuda a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero al servir como sustituto de otras fuentes más contaminantes para producir electricidad.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias