Parque logístico, el proyecto más viable de la ACP

Parque logístico, el proyecto más viable de la ACP
La tensión comercial entre EU y China afecta los ingresos de la vía acuática| Archivo

Aunque el proyecto de presupuesto de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) para el año fiscal 2020  estima ingresos por $3,278.6 millones, basado en un aumento de 42.5 millones de toneladas CP/SUAB (Sistema Universal de Arqueo de Buques del Canal de Panamá), la tensión comercial entre Estados Unidos (EU) y China representan una amenaza, especialmente porque los planes para diversificar los negocios del Canal no terminan de arrancar.

Para el 2019, la ACP estimó ingresos por el negocio de tránsito por  $3,021 millones y para el año fiscal 2020 considera que habrá un aumento de $133.7 millones. Se anticipa que en el año fiscal 2020 transitarán por el Canal 493.2 millones de toneladas CP/SUAB, lo que representa un aumento de 42.5 millones de toneladas con respecto al presupuesto del 2019.

Adicional la ACP espera para el 2020, ingresos provenientes de la venta de energía eléctrica por $42.4 millones  y venta de agua potable por $36.3 millones.

“El Canal de Panamá  tiene un rol activo, pero la diversificación de nuestra cartera es importantísima, porque no podemos seguir pensando que apunta de peaje van llegar a los ingresos que el país espera que se generen”, dijo el administrador de la ACP, Jorge Luis Quijano, en un foro realizado recientemente.

De todas las propuestas que la ACP ha presentado para diversificar su negocio, la construcción de un parque logísticos e industrial en 1,200 hectáreas (ha) es el proyecto que  más posibilidades parece tener, así lo dejó saber  Quijano.

“Vemos en esas 1,200 ha una capacidad de diversificación de nuestra cartera en esa área, que anteriormente no se podía usar porque estaba contaminada con explosivos no detonados y que se descontaminó con la ampliación de la vía interoceánica”, expresó Quijano, quien destacó el recién inaugurado Corredor Logístico (CL),  una carretera de dos carriles  con una extensión de 7.7 kilómetros, desde las esclusas de Cocolí hasta Marieta, es una primera inversión, de las muchas que requiere esa área, localizada en el lado Oeste de la vía acuática.

“El  enfoque es tratar de utilizar el patrimonio del Canal que es extenso e inalienable,  a través de concesiones y  una mejor Ley de zona franca para  ampliar la capacidad en lado Oeste del Canal, con el fin de brindar servicios portuarios y  logísticos”, explicó Quijano, quien puso como un ejemplo exitoso la concesión otorgada por la ACP a la Autoridad Portuaria de Singapur (PSA), que al  2034 habrá aportado $75 millones en concepto de alquiler.

La ACP ha propuesto varios proyectos para diversificar su negocio como: La construcción de una terminal ro-ro (Roll-on/Roll-off) y la  construcción de una terminal de contenedores en Corozal, proyecto que ha sido objeto de varias demandas ante la Corte Suprema de Justicia, que hace pensar que murió en su cuna.

Sin embargo,  Quijano afirma  que “el proyecto de Corozal no ha muerto, pero los tocaremos más adelante”.

El expresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Severo Sousa, opina que estos proyectos no se hacen de la noche a la mañana, pero eventualmente hay que  desarrollarlos porque son negocios complementarios y  la ACP podría manejarlo de forma eficiente.

Capital Financiero solicitó información a la ACP sobre la situación de estos proyectos, pero al cierre de la edición no hubo respuesta.

Orlando Rivera.
orivera@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia