Panamá respondió a las objeciones de Gafilat luego del Informe de Evaluación Mutua

Panamá respondió a las objeciones  de Gafilat luego del Informe  de Evaluación Mutua
Este primer informe, de acuerdo con Gafilat, “analiza el progreso de Panamá en el abordaje de las deficiencias de cumplimiento técnico.| Cortesía

El Primer Informe de Seguimiento Intensificado de Panamá, elaborado por el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) y publicado en enero de 2019, destaca el progreso del país en algunas recomendaciones, sin embargo, el organismo mantiene al país en observación.

Este primer informe, de acuerdo con Gafilat, “analiza el progreso de Panamá en el abordaje de las deficiencias de cumplimiento técnico identificadas en su Informe de Evaluación Mutua (IEM)”,  que fue adoptado en diciembre de 2017 luego del XXXVI Pleno de Representantes del  Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi).

El IEM, en 2017, colocó a Panamá en “seguimiento intensificado” ante lo cual las autoridades panameñas solicitaron una nueva calificación de cumplimiento técnico que derivó en este Primer Informe de Seguimiento (2019), en el cual incluso se recogen las distintas acciones emprendidas por el Estado panameño.

Estos avances y debilidades serán analizados desde este domingo 16 y hasta el 21 de junio, en la ciudad de Orlando, Estados Unidos (EU), durante la reunión plenaria del Gafi. 

La ministra de Economía y Finanzas (MEF), Eyda Varela de Chinchilla, expresó a Capital Financiero que  el 1 de julio de 2014, no existía marco regulatorio y debieron enfrentar el ingreso de Panamá en la Lista gris de Gafi.

“Salimos de manera rápida en un año y medio”, destacó.

 Entre otros esfuerzos citó la Ley 23 del 2015 “que adopta medidas para prevenir el blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva”, la creación de la Intendencia de Supervisión y Regulación de Sujetos no Financieros  (en 2015) y el fortalecimiento de instituciones como la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) y de la Unidad de Análisis Financiero (UAF).

Reconoció que hubo demoras en la aprobación de la evasión fiscal como delito precedente del blanqueo de capitales y esta circunstancia puede ser un elemento en contra.

“No sé si para Gafi estos avances sean suficientes”, comentó, pero consideró que debe existir justicia al momento de evaluar los logros de una institución en su tiempo de vida “y medir que vamos por el camino correcto”.

Aclaró que esta evaluación es diferente a las anteriores porque por primera vez se considera la efectividad en la aplicación de las 40 recomendaciones de Gafi.

Dijo que en el marco regulatorio, el país está muy bien porque “de las 40 tenemos 35 cumplidas, es decir 87% de cumplimiento de los estándares internacionales”.

Samuel Moreno, presidente del Colegio Nacional de Economistas de Panamá (CNE), dijo que “Panamá ha dado pasos sólidos para generar credibilidad y confianza en el tema de la transparencia y dar seguridad a los inversionistas y a los negocios”.

Destacó la importancia de la Ley 23 al  garantizar que la institucionalidad no financiera (abogados, contadores públicos, bienes raíces) brinden sus reportes a la UAF en el tiempo y en las condiciones requeridas, “esfuerzo que Gafi debe considerar al evaluar la aplicación de la legislación”. 

De ocurrir un resultado adverso, Moreno expresó que significaría una gran afectación al país: “Perderíamos competitividad a nivel internacional, se encarecerían los servicios financieros y se perjudicaría al consumidor que somos todos”.

Recomendaciones 

Hay cuatro niveles posibles de cumplimiento técnico: Cumplida (C), Mayoritariamente cumplida (MC), Parcialmente cumplida (PC) y No cumplida (NC), sobre las 40 recomendaciones de Gafi que también adopta Gafilat.

Entre las recomendaciones del IEM que no fueron reclasificadas en el Primer Informe de Seguimiento destaca la Recomendación 1 (Evaluación de riesgos y aplicación de un enfoque basado en riesgo) calificada como MC.

El organismo advierte que “existen áreas de actividad que requieren una mayor presencia de los supervisores, especialmente en el sector fiduciario y en los sectores más vulnerables”. El país informó sobre el estado del Proyecto de Ley No. 591 (todavía estaba en discusión), por el cual se adicionó el Capítulo XII “Delitos contra el Tesoro Nacional” al Título VII del Código Penal que contempla al delito fiscal (aprobado el 29 de enero de 2019 en tercer debate).

También Panamá brindó información acerca de la actualización de la Evaluación Sectorial de Riesgo de los Sujetos Obligados No Financieros (Sonf). 

Con respecto a la Recomendación 3 (Delito de lavado de activos), calificada como PC, también se solventó con la Ley 591.

Sobre la Recomendación 16 (Transferencias electrónica) calificada como MC, Panamá informó sobre la emisión por parte de la SBP del Acuerdo de Prevención para otros sujetos obligados financieros y lineamientos para la prevención del uso indebido de los servicios de remesas de dinero.

La Recomendación 20 (Reporte de operaciones sospechosas), fue calificada como PC. Panamá informó sobre el artículo 54 del proyecto de Ley 591 (en ese momento todavía no aprobado) que apuntaba a reformar el artículo relativo al reporte de operaciones sospechosas. 

La Recomendación 27 (Facultades de los supervisores) fue calificada como MC. Panamá detalló las facultades de los supervisores respectivos. 

La Recomendación 35 (Sanciones) fue calificada como MC, por considerar Gafi que “las sanciones aplicables no se consideran suficientemente disuasivas”. 

El país informó sobre la aprobación de distintos instrumentos sancionatorios.

Solo la Recomendación 24 no está cumplida en su totalidad y se refiere a la “transparencia y beneficiario final de las personas jurídicas”.

Gersán Joseph, catedrático de la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá (UP), reconoció que el incumplimiento de algunas recomendaciones expone al país a volver a la lista gris de Gafi.

Al respecto, se inclina por contar con buenos negociadores porque estas medidas “conspiran contra todos”.

De igual modo, advirtió que muchos de esos países que cuestionan a Panamá “son competencia, entonces, desde el punto de vista ético, ¿cómo nos pueden decir si estamos cumpliendo cuando ellos están en nuestro mismo negocio”. 

Violeta Villar Liste

Violeta.villar@capital.com.pa

Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia