Panamá registró una caída de 14% en la planilla de las empresas este año

Panamá registró una caída de 14% en la planilla de las empresas este año
En lo que respecta a las proyecciones de  las empresas para el 2018, el estudio de Panamá en Salarios demostró que se proyectó y ejecutó un decrecimiento en la planilla de un 14%, lo que representa la cifra de 2,332 plazas liquidadas durante este año.| Archivo

La primera edición del Estudio Salarial, Compensación y Beneficios realizado por Panamá en Salarios (PES), generó hallazgos interesantes, entre los que destacan que un 47% de los extranjeros contratados son de origen venezolano y el 48% de las empresas otorgaron un incremento salarial a nivel general en un 10.3%, con el objetivo estratégico de equipararse al mercado.

Para este estudio de salario se evaluó a 17,316 empresas en el mercado en 11 rubros a saber:

Construcción, educación, industrial, comercio al por menor, servicios, telecomunicaciones y tecnología, consumo y distribución, hotelería y turismo, logística, sector salud, supermercados y alimentos.

La participación de las empresas por tamaño de acuerdo con el número de colaboradores, desde 15 a 500 y más empleados, la segmentación demográfica, incluyendo la de ciudadanos extranjeros, fueron objeto del estudio de PES en su edición 2018.

En lo que respecta a las proyecciones de  las empresas para el 2018, el estudio de PES demostró que se proyectó y ejecutó un decrecimiento en la planilla de un 14%, lo que representa la cifra de 2,332 plazas liquidadas durante este año.

Uno de los hallazgos en la segmentación demográfica destaca que el total de la muestra en el renglón de ciudadanos extranjeros en plazas privadas es de un 0.7%.

De acuerdo con el estudio los venezolanos representan un 47% del mercado laboral, seguidos de los ciudadanos colombianos con 24%, italianos con un 7%, Argentina, Costa Rica y España con un 3% y un 2% figuran países como Ecuador, Estados Unidos, Guatemala y México.

Perspectivas económicas

El año 2018 inicio con pronósticos positivos para el crecimiento económico de Panamá.

Sin embargo, situaciones inusuales como la huelga de un mes protagonizada por los trabajadores de la construcción, el incremento tanto en la tasa de desempleo pronosticado a  un 7%  para el cierre  del año,  como en los costos  del  petróleo, de las tasas  de interés  y  el inicio de la etapa pre electoral agravaron la tendencia a la desaceleración de la economía que se experimentó durante el 2017 y los primeros meses de 2018.

No obstante, indistintamente de que los análisis han evidenciado un debilitamiento de la inversión y del mercado laboral, sumado a que en el año 2019 se realizarán las elecciones generales, los pronósticos para el próximo año apuntan a un enrutamiento del crecimiento económico que venía manejando durante la última década.

De acuerdo con los expertos, se prevé un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor de un 4.3% al cierre del año, que no era el esperado inicialmente, aunque es considerado un crecimiento robusto en comparación con otros países de la región.

Sectores como la construcción, comercio y turismo que antes colaboraban con un despunte agresivo, hoy muestran debilidad.

No obstante, esto ha permitido  que otras áreas relacionadas al comercio exterior, como el Canal de Panamá, puertos y logística, reflejen un crecimiento mayor a lo usual.

Precisamente los sectores que tradicionalmente han mantenido un crecimiento sostenido –construcción, comercio y turismo- fueron impactados por un incremento de salario mínimo de un 6.5% y una baja en sus proyecciones de crecimiento provocaron un mayor incremento del desempleo.

Sectores afectados

Recientemente el presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), Armando Rodríguez, informó que la difícil situación que atraviesa la actividad de hospedaje turístico, situación que ha obligado a muchas empresas del sector a realizar ajustes de personal, resultando en el despido de unas 2,000 personas en lo que va del año.

Mientras que el presidente de la Asociación Panameña de Restaurantes, Domingo de Obaldía, informó que, debido diversos factores como la desaceleración económica, la reducción del número de turistas, la competencia desleal y las afectaciones que han sufrido los comercios afectados proyectos de infraestructura como los que se adelantan Calle Uruguay y Vía Argentina, los restaurantes se han visto obligados a despedir a unos 400 empleados este año.

Nota relacionada: Hoteles y restaurantes han despedido 2,400 empleados este año

.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias