Línea 2 del Metro reconducirá patrón de desarrollo urbano

Línea 2 del Metro reconducirá patrón de desarrollo urbano
El estudio ha permitido sintetizar los grandes retos a los que se enfrenta la zona de influencia de la Línea 2 de Metro.| Cortesía

Reconducir el patrón de desarrollo urbano hacia un modelo de mayor densidad, continuidad, policentrismo y cercanía, basado en la presencia del Metro”, es uno de los retos que están descritos en el Diagnóstico y análisis del área de influencia de la Línea 2 del  Metro de Panamá.

El estudio, elaborado por el Metro de Panamá y la consultora Idom, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ha permitido sintetizar los grandes retos a los que se enfrenta la zona de influencia de la Línea 2 de Metro y que son de aplicación a nivel metropolitano.

Además del desafío territorial, el sistema masivo impone “una movilidad acorde con las necesidades de una metrópoli: Multimodal y ba-sada en el transporte masivo y no motorizado”.

Ana Laura Morais, directora de Planificación del Metro de Panamá, detalló ante consulta de Capital Financiero, que a efectos de la normativa, el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) concluyó el Plan Parcial para el Polígono de Infl uencia de la Línea 2, que justo se desarrolló sobre la base del diagnóstico elaborado por el Metro de Panamá.

De igual modo, puntualizó Morais, la Alcaldía de Panamá  también ha estudiado la parte de este  polígono que se localiza en el Municipio de Panamá y está haciendo recomendaciones normativas en el contexto del Plan de Ordenamiento Territorial Distrital.

La acción más reciente del Miviot fue el Decreto Ejecutivo número 29 del 20 de marzo de 2019 “que establece y delimita la extensión del Polígono de Influencia de la Línea 2 del Metro de Panamá, en-marcando el ordenamiento territorial en áreas pertenecientes al corregimiento de Tocumen, a partir del último tramo de la Línea 2, desde la Estación Corredor Sur hasta la Estación Aeropuerto”.

Fuentes del Miviot explicaron que las normas finales que regirán el desarrollo de la zona y para cuyo diseño se han considerado las propuestas generadas en mesas de discusión, serán publicadas en una próxima resolución.

El Decreto número 29 establece en su Artículo 2 que “todo acto de uso, usufructo, derecho, gravamen, enajenación, construcción o modificación de bienes inmuebles, así como cualquier acto de reconocimiento de la propiedad o disposición de bienes, cambio en el uso de suelo e inicio o modificación de actividades económicas dentro del área del Polígono de Influencia de la Línea 2 del Metro de Panamá, requerirán, previa a su aprobación, la No Objeción expresa del Metro de Panamá, a fin de determinar su compatibilidad con el ordenamiento territorial de la zona”.

Esta disposición garantiza que usos y autorizaciones futuras, de organismos y particulares, estarán en sintonía con los lineamientos estratégicos del servicio de transporte masivo.

De igual manera, para evitar ventas especulativas sobre terrenos, el artículo señala que “todas las acciones que deban adoptar para la adquisición u ocupación de los terrenos que se requie-ran para el desarrollo de la Línea 2 del Sistema Metro de Panamá, se harán sobre la base de su valor a la fecha  de la vigencia del presente Decreto”, que como se indicó  es del 20 de marzo del 2019.

El Diagnóstico y análisis del área de influencia de la Línea 2 del  Metro de Panamá califica al sistema como “una oportunidad estratégica para Panamá”, considerando “que gran parte de su área de influencia son zonas de carácter suburbial, que se encuentran en muchos casos en proceso de transformación, con estructuras propias de la periferia de la ciudad y una importante presencia de terrenos baldíos”.

De hecho, y en sintonía con los estudios municipales, la apuesta de planificación urbana coincide, entre otros aspectos, con “la compactación de los asentamientos urbanos y la contención de la huella urbana” y en crear “nuevos nodos de desarrollo, contribuyendo así a la descentralización del área metropolitana y a la cercanía de vivienda, empleo y servicios”.

Elisa Suárez de Gómez, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda), señaló  que “la densificación es un tema del cual hablan las sociedades modernas y las grandes urbes, pero tenemos que hacerlo de una manera sostenible para no  causar un problema mayor en el transporte y en la dotación de servicios públicos”.

Sobre las propuestas de  desarrollar  las áreas vecinas a la Línea 2 del Metro, explicó que existe consenso en fomentar el uso del tren más que en instalar infraestructuras muy costosas tipo estacionamiento y densificar de manera armónica las áreas.

Héctor Ortega, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), reconoce que en general las líneas del Metro establecen nuevos polos de desarrollo para las ciudades.

Por su parte, Juan Manuel Vásquez, viceministro de Ordenamiento Territorial del Miviot, afirmó que en el 2018 se actualizó el Plan Metropolitano con una visión de la ciudad ampliada hacia el año 2035.

En esa mirada establecen los nodos de desarrollo, es decir, “áreas que deben concentrar polos de trabajo y de vivienda para acercar al ciudadano”.

Considera que el aporte de la Línea 1 y 2 del Metro, y en el futuro la Línea 3, lo facilita desde la perspectiva de acortar las distancias y promover zonas de trabajo más cerca de las áreas donde vive la gente.

El Banco Interamericano  de Desarrollo (BID) en su estudio, Panamá, cómo ordenar la metrópoli que creció en torno al Canal, concluye que “la esencia de una política nacional de ordenamiento del desarrollo territorial debe ser la construcción planificada de un sistema regional satisfactorio y sostenible que brinde equidad y bienestar para sus ciudadanos”.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias