Las industrias creativas aportan valor a la economía panameña

Las industrias creativas aportan valor a la economía panameña
La industria editorial destaca entre los sectores con mayor dinamismo de la industria creativa.l Archivo

Del año 2004 al 2014, el número de empresas de la industria creativa creció en Panamá 2.4% en promedio por año.

Esta cifra demuestra el dinamismo del sector y lleva a generar políticas que propicien su expansión.

Los datos están contenidos en el estudio Industrias creativas culturales en Panamá: diagnóstico del sector y relevancia económica (Agosto 2017) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en conjunto con especialistas de Indesa.

Estos buenos números explican, entre otras razones, la reciente decisión de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) de constituir su nueva Comisión de Industrias Creativas, desde la mirada de establecer estrategias para impulsar el desarrollo del sector en Panamá.

Walo Araújo, vicepresidente de Comunicaciones de la Fundación Ciudad del Saber (FCds) , entidad miembro de la Cciap y responsable de liderar el ente, explicó a Capital Financiero que la comisión tiene la tarea de fijar una hoja de ruta y un plan de trabajo para apoyar el esfuerzo de las industrias creativas en el país.

El informe del BID, al reflejar los datos de la Encuesta Anual entre Empresas no Financieras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), cita que en el 2014 hubo 545 empresas con cinco y más personas empleadas dentro de las industrias creativas.

Esta cantidad “representó el 6.0% del total de empresas no financieras ni agrícolas de ese año”.

Por grupos, indica el estudio, la mayoría de las empresas se concentraron en las creaciones funcionales, nuevos medios y software (39.8%) y las industrias culturales convencionales (29,9%).

Al valorar las actividades individuales, reflejan un mayor dinamismo en diseño (17.1%), editorial (18.2%), y turismo y patrimonio cultural material e inmaterial (15.6%).

La Unesco considera que las industrias creativas “abarcan toda la producción que contiene un elemento sustancial de valor artístico y esfuerzo creativo (incluyendo, por ejemplo, la publicidad y el desarrollo de software) y, por tanto, pueden estar sujetas a la propiedad intelectual”.

Un ejemplo poderoso citado por el BID en el informe, apunta hacia el caso de las industrias turísticas y cómo el desarrollo de las industrias creativas permite, por ejemplo, diversificar productos y experiencias turísticas.

De hecho, la investigación confirma que “el crecimiento dinámico del sector turismo en Panamá en los últimos años ha estado acompañado de la creación de servicios creativos como eventos, ferias y festivales que intentan aprovechar esta demanda”.

Araújo subraya que una primera parte de la hoja de ruta supone realizar un diagnóstico para saber cómo están los subsectores (artes escénicas, música, editorial, publicidad, arquitectura…) si bien siempre hay unos más innovadores que otros.

Señala que la idea desde la Comisión es identificar oportunidades de negocio, de investigación, innovación y alianzas profesionales.

De igual modo, elaborar propuestas al Gobierno orientadas a mejorar los marcos regulatorios y estratégicos de las industrias creativas.

Comentó que están revisando el modelo exitoso de la Cámara de Comercio de Bogotá, con varios años de experiencia apoyando las industrias creativas.

Confía que este paso pueda generar un efecto dinamizador y aprovechar las iniciativas ya en marcha.

Un sector que crece

El estudio del BID confirma que “las industrias creativas exportaron $91 millones de bienes y servicios creativos en el año 2015, representando alrededor del 0.3% del total de exportaciones de ese año”.

En general, el BID destaca los beneficios económicos, cognitivos y comunitarios de este tipo de industria, además de impactar en la economía local y promover el desarrollo.

“Cada dólar producido o generado en la operación de las industrias creativas subyacentes tiene un efecto total de $2.24 sobre la producción, $1.30 sobre el valor agregado y $0.30 sobre el ingreso del total de la economía”.

Estos datos contenidos en el estudio del BID confirman el efector multiplicador de las industrias creativas en la economía, aliciente para continuar el camino trazado por quienes saben el valor de la creación humana.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias