La inversión pública de Panamá tocó su tope

La inversión pública de Panamá tocó su tope
El economista Hernández estima que Panamá crecerá 4.2% en 2018| Archivo

La inversión pública como un negocio ancla que impulsa el crecimiento económico de Panamá, tocó su “tope”, afirmó el presidente del consorcio Latin Consulting, AIH Capital y Aguaclara, Arístides Hernández, al exponer la “Situación económica, fiscal y los negocios en Panamá”.

Hernández presentó una relación de la inversión pública del Sector Público No Financiero (Spnf) en los últimos cinco quinquenios y mostró que durante el gobierno de Ernesto Pérez Balladares (1995-99) la inversión fue de $1,940 millones; la que ascendió a $2,175 millones durante la gestión de Mireya Moscoso (2000-04) y que remontó a $5,347 millones bajo la administración de Martín Torrijos (2005-09).

Durante el mandato presidencial de Ricardo Martinelli (2010-14), la inversión pública se triplicó hasta llegar a $16,000 millones y en la actualidad, el gobierno de Juan Carlos Varela (2015-2019) invierte $20,000 millones”.

“La mayor inversión pública de Balladares por año y de Moscoso fue de $500 millones, la de Torrijos $1,758 millones; Martinelli $4,091 millones y de Varela $4,200 millones”, dio a conocer Hernández.

A estas inversiones hay que sumarle la inversión realizada por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), los proyectos llave en mano y de las empresas que no integran el Spnf (Ver gráfica: Inversión pública).

Agregó que la inversión pública tendrá menor peso en el futuro, según el marco fiscal del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), $3,521 millones en 2019, $3,541 millones en 2020  y $3,836 millones en 2021.

En comparación con el Producto Interno Bruto (PIB) del país, la inversión pública en 2004 representó 3.5%, en 2009 ascendió a 6.5%, en 2013 creció a 9% y en 2017 declinó a 6.3%.

Lo que muestra el agotamiento del Gobierno para ayudar a revitalizar la economía panameña que atraviesa un ciclo de menor crecimiento”, destacó Hernández.

El economista presentó el comportamiento de la inversión extranjera directa (IED) desde 2004 a 2017, pilar relevante en el desempeño de la economía panameña en estos años (Ver gráfica: Inversión extranjera).

Los montos máximos registrados en el periodo fueron: 2006 con $2,574 millones (15% del PIB), 2008 con $2,402 millones (9.5%), 2011 con $3,132 millones (9%), 2013 con $4,651 millones (10,2%), 2016 con $5,225 millones (9%) y en 2017 se ubicó en $5,319 millones (8.6%).

A pesar de los sobresaltos externos e internos que impactan el quehacer económico de los panameños, Panamá ha estado mejor que el resto de los países de América Latina”, expresó Hernández.

Agregó que Panamá como una economía de servicios “es menos vulnerables que las economías que dependen de los commodities”, Además, “es una economía altamente diversificada, si bien algunos sectores se afectan, otros pueden relevarlos en el crecimiento”.

Destacó que Panamá “tiene el costo financiero más bajo de la región, apenas 1.28% sobre los bonos de Estados Unidos (EE.UU.), apalancado por tener grado de inversión de las calificadoras de riesgo: Moody´s, Standard & Poor´s y Ficth Ratings.

En el lado positivo, la economía panameña crece, pero a tasas menores, pero enfrenta el desafío de una tasa de desempleo que aumenta, cuya estimación para el presente año es de llegar a 7% (cinco años consecutivos de incremento).

En este contexto, las actividades económicas que crecen son las de menor impacto, comentó el presidente del consorcio Latin Consulting, AIH Capital y Aguaclara.

Las mayores tasas de crecimiento se observan en los negocios de la ACP, exportación de bienes, sacrificio de ganado porcino y en el volumen de la Bolsa de Valores de Panamá (BVP).

En el lado negativo destaca con -51.9% los permisos de construcción, -24.9% la producción de concreto, -18.6% las sociedades anónimas inscritas, -17% al primer trimestre de la IED, -15% la producción de cemento y con -12.9% la venta de autos nuevos.

Otros desafíos que confronta Panamá, mencionados por Hernández son: La crisis del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social (CSS), estimado en $13,600 millones hasta el año 2032, aumentos de salarios de los educadores y la crisis del sistema de salud y otros servicios públicos.

El economista, que estima un crecimiento de 4.2% de la  economía panameña en 2018, fue uno de los expositores invitados por KPMG en la presentación de los resultados del Sistema de Encuesta Salarial (SES), realizado el pasado  miércoles 29 de agosto.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL