Justo & Bueno se propone cerrar el año con 120 locales

Justo & Bueno se propone cerrar el año con 120 locales
La franquicia apuesta a los micromercados | Cortesía

A principios del 2018 llegó a Panamá la cadena de mercaderías Justo & Bueno, que cuenta  en la actualidad cuenta con 87 puntos de ventas y la meta es cerrar el 2019 con un total de 120 locales.

Carlos Abrego, vocero de la empresa, expresó a Capital Financiero que el formato de Justo & Bueno permite ofrecer productos de primera calidad al menor precio posible con un modelo de gestión que va más allá de la cercanía y la conveniencia.

Indicó que la empresa se enfoca  principalmente en ofrecer  productos de primera necesidad y de consumo básico al precio más bajo del mercado.

Abrego destacó que Justo & Bueno se diferencia de los supermercados tradicionales y de las abarroterías, porque cuenta con una logística eficiente y  un modelo de negocios que opera sin lujos o gastos innecesarios, que al llevarlos a una escala adecuada permite un crecimiento en las ventas.

 Aseguró que esta práctica genera grandes ahorros, que se transfieren directamente al consumidor.

El concepto de negocios utilizado por Justo & Bueno fue desarrollado a principios de la década de 1960, por Karl y Theo Albrecht, empresarios alemanes, que crearon la cadena de supermercados minoristas de descuento Aldi. 

Actualmente  Justo & Bueno opera 755 tiendas en Colombia y  mantiene presencia en la industria regional de consumo masivo a través de nueve subsidiarias.

Justo & Bueno forma parte de Reve Group, un “holding” de inversiones con intereses en la industria regional de consumo masivo, comercio electrónico, alimentos procesados, bebidas carbonatadas, café especial,  productos lácteos, panificación especial, al igual que importación y exportación de alimentos.

Sus principales inversionistas son fondos de capital privado basados en Latinoamérica y Nueva York, al igual que Family Offices y particulares vinculados al sector financiero en Estados Unidos (EU), Alemania, Venezuela, Colombia y Panamá.

A la fecha opera más de1,200 puntos de ventas entre tiendas Justo & Bueno y su formato de cafetería y panadería Tostao.

Para Oscar García, administrador de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), este tipo de competencia beneficia al consumidor, debido que se registra una mayor oferta . 

García explicó que cadenas como Justo & Bueno compiten directamente con las abarroterías y no con los supermercados, lo que podría generar una presión hacia una baja en los precios, si el público empieza a buscar información de los productos.

En tanto,  el economista Adolfo Quintero, manifestó que pese la  proliferación de las tiendas, este tipo de negocios no representa una competencia directa para las abarroterías, ya que, según indicó, las tiendas de abarrotes ofrecen un mayor número de  productos de consumo popular que Justo & Bueno, lo que  refleja una gran limitante.

A seis meses para que finalice el 2019, la cadena Justo & Bueno enfrenta el reto de cumplir la meta de abrir  120 nuevos locales a nivel nacional y entrar en el corazón de los consumidores panameños, principalmente de los  sectores populares, acostumbrados a comprar en las populares tiendas de los “chinitos”.

Francisco Rodríguez Morán
franrod07@hotmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias