Iberia quiere potenciar a Panamá como destino turístico y empresarial

Iberia quiere potenciar a Panamá como destino turístico y empresarial
Uno de los aviones de Iberia lleva el nombre de Panamá| Cortesía

¿Cómo ve Europa a Panamá? “Como un país ideal para la instalación de empresas, con excelente conectividad, grandes recursos naturales e ideal para el turismo de compras. Sin embargo, la tarea pendiente es ser más visible en los mercados de Europa y Asia”.

La visión y reflexión compartida a Capital Financiero corresponde a dos ejecutivos con mundo recorrido en temas de alto vuelo: Luis Gallego, presidente de Iberia, y Víctor Moneo, director de Ventas para América Latina y Acuerdos Comerciales Institucionales de la aerolínea.

Con Panamá hemos estado en las buenas y en las malas”, afirmó Gallego, quien hace balance de una relación fructífera que el pasado 7 de abril llegó a sus 48 años.

Este “aterrizaje” en tierras panameñas de los dos ejecutivos estuvo motivada por la celebración de los 500 años de la ciudad de Panamá y trajo regalo adelantado: Ofrecer los beneficios del hub madrileño para potenciar esta relación, en particular mirando hacia Europa e incrementando la conectividad con Asia.

De las palabras a los hechos, Gallego sostuvo encuentro con Juan Carlos Varela, presidente de la República, para expresarle el interés de “seguir apostando por Panamá”.

“El turista europeo todavía tiene que ver más a Panamá como destino turístico”, dijo Moneo, convencido de los atractivos del país que en 2018 significó para la aerolínea un crecimiento de 2% en número de sillas y de pasajeros.

La previsión en 2019, y en concreto a partir del 1 de mayo, es operar los siete vuelos semanales que salen desde el Aeropuerto Internacional de Tocumen, con aviones Airbus A330/300 que incorporan las clases Business, Turista Premiun y Turista, para un promedio de 213,000 asientos anuales.

En el 2015, Iberia centralizó en Panamá su estructura comercial para Centroamérica y el país funciona como hub que le permite ofrecer vuelos en la región, operados en código compartido, con socios estratégicos como Copa y Avianca.

“Creemos que Panamá tiene un potencial turístico espectacular, además de sus oportunidades de negocio. Siempre hemos trabajado para hacer el destino más conocido a los clientes europeos y españoles y hemos tenido acuerdos de colaboración para impulsar el destino”, reiteró el presidente de Iberia.

Moneo subrayó que lo importante de la globalidad, y de la estructura de Iberia, es que no solo piensan en los 33 destinos de España, sino en los 68 que ofrece orígenes posibles en Europa, siete en África y tres en Oriente Medio y Asia, 18 en América Latina  y seis en Estados Unidos (EU).

“Dos terceras partes de los pasajeros que vienen a Panamá por la ruta de Iberia no son panameños, proceden de España y otros puntos de Europa. Es nuestro aporte a la promoción del turismo en el país”, coincidieron.

Los viajeros no panameños provienen principalmente de España, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

Considera que el gran aporte, y la diferencia entre una aerolínea que solo hace el punto a punto, es que su conectividad le permite, en particular a los ciudadanos europeos, ver a Panamá como destino, sea que vivan en la gran capital o en urbes secundarias.

Con respecto a las rutas asiáticas, hace dos años y medio incursionaron  en Tokio y Shanghái, “porque son mercados que está creciendo y creemos que podemos potenciar su relación con Latinoamérica, y en particular con Panamá”.

En la mirada de Iberia está fomentar a Panamá como destino turístico y empresarial a través del hub del Madrid, que lo ofrecen como la puerta de entrada a Latinoamérica desde Asia.

La idea es trabajar junto con las autoridades panameñas y estimular el tráfico de turistas asiáticos que por lo general le gusta gastar en sus viajes.

Iberia es un ejemplo de cómo los malos números se pueden revertir con una exitosa gestión.

En el año 2012, en virtual bancarrota, aplicó un plan de transformación que le permitió recuperar su liderazgo y en 2018 registró ganancias por 437 millones de euros ($492 millones).

En esta tarea, América Latina está en el centro, porque  el 52.4% de los asientos  los colocan en este mercado del que forma parte Panamá,  incluso uno de sus aviones lleva el nombre del país.

Venezuela, Argentina y Brasil son rutas de tradición para Iberia y si bien las dificultades no son pocas, queda, como bien ejemplifica Moneo, “aguantar el chaparrón”.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias