En Centroamérica cuesta 30% más mover mercancía

En Centroamérica cuesta 30% más mover mercancía
Mejorar el manejo de carga es un reto para Centroamérica.l Archivo

Un concepto resulta clave para entender el sentido de la competencia logística: capacidad de reestructurar estrategias para movilizar más carga en el menor tiempo posible. La frontera, en el caso de Centroamérica, así como escenarios poco transparentes, constituyen escollos para avanzar en esta tarea.

La reflexión corresponde a Leroy Sheffer, socio director en International Trade Advisory Services-Itas, abogado y experto en logística y comercio internacional, quien explicó que desplazar mercancías por tierra representa 30% más de costos en Centroamérica.

Datos generados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y validados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), indican que mover una tonelada métrica en Centroamérica cuesta por kilómetro $0,17 más que en África. En los países desarrollados estamos hablando de solo $0,10 por tonelada.

Sheffer subraya la relevancia de estas cifras porque el 90% de las mercancías que salen o se transan por Centroamérica se hacen por tierra, realidad a tomar en cuenta cuando se trata de generar políticas comunes en una región cuya población se estima en 50 millones de habitantes (potenciales consumidores) para el año 2025.

El experto conversó sobre la integración aduanera y logística en Centroamérica a propósito de la presentación del Reporte de Libertad Económica para Centroamérica 2018, el cual forma parte del Reporte Libertad Económica en el Mundo 2018, publicado por el Fraser Institute.

Cada año el Informe se vincula con un tema. En 2018 se colocó especial énfasis en la integración aduanera.

“Ya a nadie sorprende escuchar que hablar de un sector logístico eficiente es sinónimo de desarrollo para los países, con independencia del tamaño de sus economías”, puntualizó.

Observó que está bien hablar de fortalecer el libre movimiento de bienes y servicios, pero el mundo avanzado está concentrado en las llamadas megatendencias y Centroamérica no las puede desconocer si quiere generar oportunidades de negocios.

Por ejemplo, hay una orientación al manejo de la resiliencia en las cadenas de suministro (cuán rápido podemos recobrarnos de hechos como huelgas o paralizaciones portuarias); la digitalización, el blockchain y el comercio electrónico.

Entre los avances de la región resaltó la aprobación de la Estrategia Centroamericana de Facilitación del Comercio y Competitividad con énfasis en gestión coordinada de fronteras.

Fue lanzada en el año 2015 en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) y considera que marca un antes y un después porque la región comenzó a hablar de logística asociada a facilitación del comercio.

Otro paso al frente es la integración profunda hacia el libro tránsito de mercancías y personas naturales entre Honduras y Guatemala, “ejemplo si queremos convertirnos en un polo de desarrollo. El 54% de la población de Centroamérica está concentrada en estas dos economías y el 44% del comercio intrarregional de bienes originarios se mantiene hacia estos dos países.

Somos una región bajo un proceso de integración y el éxito de uno o dos es el éxito de todos”

Leroy  Sheffer

Un tercer aporte es el lanzamiento, en diciembre de 2017, de la Política Marco Regional de Movilidad y Logística Centroamericana, por parte de los ministros de Obras Públicas del Sica.

Procura reducir la inseguridad en el transporte, favorecer el uso de Tecnologías de la Información (TIC) y minimizar las externalidades negativas.

Daniel López, de KardexRemstar (España), quien habló sobre las tendencias en intralogística latinoamericana durante el reciente ciclo de conferencias de Expo Logística 2018, expresó su preocupación porque la bodega no se ve como un centro de creación de negocios.

“Son trasteros, centros de almacenaje pero no se gestionan con eficiencia”, dijo.

Indicó que a excepción de un grupo pequeño de empresas, no hay inversión en tecnología porque todavía en Latinoamérica se considera más económica la mano de obra.

Sin embargo, aclaró, las empresas que no invierten en este renglón tienen dificultades para abordar el futuro de una manera solvente.

De hecho, estudios indican que las empresas tradicionales solo destinan 30% a tecnología y crecen 10%. Las disruptoras digitales aportan 80%  y se expanden 36%.

Otra dificultad en la región es la ausencia de cultura orientada a capacitar al personal. “Solo vemos a los trabajadores como personas que deben mover cajas de un sitio a otro”.

Desde esta perspectiva advirtió que la operación está cambiando.

Las empresas se están mudando a centros logísticos, la mano de obra cada vez es más costosa y se hace evidente el concepto de productividad: vender con un costo menor atendiendo a otros conceptos como competitividad.

Los retos apuntan hacia la Logística 4.0 vinculada con la digitalización, optimizar la cadena de suministros, la sostenibilidad y el ahorro energético, impulsar la llamada logística inversa o colaborativa que suma a los distintos actores de la cadena y la expansión del comercio electrónico.

De hecho, Latinoamérica es una de las regiones de mayor crecimiento del e-commerce: 17% anual.

Edwin Campos, director comercial de Huawei en Panamá, también expositor en Expo Logística, se inclinó por convertir la digitalización en la fortaleza del negocio logístico, aprovechar la conectividad creciente y las herramientas disponibles de la inteligencia artificial que aportan eficiencia a los procesos.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias