Desempleo golpea más fuerte a los jóvenes panameños

Desempleo golpea más fuerte a los jóvenes panameños
La tasa de desocupación aumentó 0.6 puntos porcentuales, con respecto a marzo 2018.| Cortesía

La tasa de desempleo registró un incremento interanual de 0.6 puntos porcentuales, para ubicarse en marzo del presente año en 6.4%, sin embargo, para los jóvenes entre 15 y 19 años la tasa de desocupación es tres veces mayor al promedio nacional, ubicándose en 19.4% y poniendo en evidencia la falta de políticas que favorezcan el ingreso de este segmento de la población al mercado laboral.

De acuerdo con el Estudio del Mercado Laboral (EML), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), que tuvo como base una encuesta realizada en marzo del presente año, la población de 15 y más años de edad fue de 3,079,095 personas, mientras que la Población Económicamente Activa (PEA) del país, se ubicó en 2,029,774 personas, lo que significó el 65.9% de la población de 15 y más años de edad.

Desocupación

Agrega que la tasa de desocupación aumentó 0.6 puntos porcentuales, con respecto a marzo 2018, es decir, de 5.8% a 6.4%; en tanto que el número de desocupados se incrementó en 13,103 personas, pasando de 116,321 en 2018 a 129,424 en 2019.

No obstante, al profundizar en las cifras se puede constatar algunos hechos significativos. Por ejemplo, que la tasa de desempleo total más alta se observó en los jóvenes de 15 a 19 años (19.4%).

Además, la tasa de participación de las mujeres en la actividad económica fue menor que la de los hombres. Una condición igualmente desfavorable se reflejó en la tasa de desempleo femenina, que para marzo de 2019 se registró en 8.2% versus 5.0% observada para los hombres.

El documento también indica que la tasa de desempleo en el área urbana se ubicó en 7.2%, siendo esta más elevada que la que se registra en el área rural, que fue de 4.2%.

En lo referente a la tasa de desempleo abierto, el estudio del Inec señala que aumentó de 4.6% a 5.2% en el período de marzo 2018 a marzo de 2019 y que de acuerdo con la distribución porcentual por provincia, las tasas más altas de desocupación se dieron en Colón (7.5%), Panamá Oeste (6.5%) y Panamá (6.4%), mientras que para las provincias de Herrera, Darién, Los Santos y las comarcas indígenas, se presentaron las tasas más bajas.

Población ocupada

El estudio del Inec señala que la empresa privada continúa siendo el mayor generador de empleos, concentrando un 42.3% del total, seguido de los trabajadores por cuenta propia con 29.2%, los Empleados del Gobierno con un 15.7%, los Trabajadores familiares (personas que trabajaron en forma regular en un negocio o empresa de un miembro de su familia, sin recibir salario o sueldo) con un 4.6% y el Servicio doméstico con 4.4%.

Cabe señalar que la encuesta deduce que más de la mitad de los ocupados (67.6%) se desempeñaron en establecimientos o empresas pertenecientes al sector terciario de la economía (comercio, servicios, transporte e intermediación financiera, entre otros).

El sector secundario, que registró las actividades económicas de: Industria manufacturera, explotación de minas y canteras, suministro de agua; suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado y la construcción abarcó un 19.1% de los ocupados. El 13.3% de la población ocupada realizó actividades como la agricultura, la ganadería, caza, silvicultura y pesca, correspondientes al sector primario.

Evaluación

Para René Quevedo, consultor laboral independiente, las cifras de desempleo juvenil son un reflejo de una realidad y es que en los últimos 10 años la escolaridad promedio de la fuerza laboral panameña solo aumentó seis meses, lo que significa que la gran mayoría de las personas que están ingresando al mercado laboral tienen baja formación académica.

Destacó que informes del Ministerio de Educación (Meduca) indican que la deserción escolar en premedia y media se ubicó en 56% en los últimos seis años, con una constante de más de 13,000 deserciones por año, lo que resulta contraproducente, ya que los empleos que demanda el mercado y que se necesitarán en un futuro exigirán personas con entre 11 y 13 años de escolaridad, es decir, individuos que hayan terminado la educación media y estudien un año adicional de competencias técnicas.

Agregó que este patrón reitera la desarticulación existente entre el sistema educativo y el sector productivo, debido a que existe una sobreoferta de profesionales universitarios y un severo déficit de carreras técnicas cortas de rápida inserción, lo que está ocasionando, por un lado, la grave alienación de nuestros jóvenes humildes del ámbito laboral, y por el otro, que del 28% al 45% de los nuevos empleos que se están generando requiera mano de obra importada.

Severo Sousa, expresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), considera que la fuerte caída que se registra en la contratación de mano de obra y el aumento del desempleo es un reflejo de la desaceleración económica que viene experimentando el país desde hace varios años, por lo que espera que las medidas que está adoptando el nuevo gobierno para reactivar la economía tengan un impacto positivo en la generación de puestos de trabajo y se traduzca en una reducción de la tasa de desempleo a mediano y largo plazo.

Por su parte, el secretario general de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (Cntp), Alfredo Graell, lamentó que el peso del incremento del desempleo tienda a caer mayormente sobre los hombros de los jóvenes, quienes tienen menos oportunidades de ser contratados en la medida en que la demanda de mano de obra calificada y con experiencia se incrementa.

Ante esta realidad, el dirigente sindical propuso el desarrollo de un programa de empleo juvenil que ofrezca incentivos fiscales reales a las empresas que contraten jóvenes en sus plantillas laborales, iniciativa que ha dado buenos resultados en otras latitudes y que Panamá debe emular.

Es importante destacar que para el presidente de la República, Laurentino Cortizo, la reactivación económica del país y la generación de empleo para los panameños pasa por atraer más inversión local y extranjera, por lo que dice sentirse positivo, ya que en las últimas semanas ha recibido la visita de un gran número de empresas extranjeras interesadas en invertir en Panamá.

Hitler Cigarruista

hcigarruista@capital.com.pa

Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias