ATP invertirá $100 millones en Isla Colón, Pedasí y Boquete

ATP invertirá $100 millones en Isla Colón, Pedasí y Boquete
El Plan tiene como objetivos incrementar la oferta de productos turísticos, ordenar el espacio dedicado a la práctica turística.| Cortesía

El Plan Maestro de Desarrollo Turístico Sostenible 2007-2020 de Panamá tiene definidos 26 destinos turísticos, de los que tres deben ser atendidos de forma inmediata por su capacidad de atraer un mayor volumen de viajeros: Boquete, Pedasí e Isla Colón.

En este sentido, la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) se encuentra estructurando un crédito por $100 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para realizar proyectos de infraestructuras y equipamientos.

Irene Ortiz, directora encargada de Planificación Turística de la ATP, explicó a Capital Financiero que este crédito también podría alcanzar a la región de Azuero, a la Riviera Pacífica, algunas rutas de la parte sur de Veraguas, la ruta Transístmica (Panamá, Colón y Portobelo) y Taboga.

Sobre la actualización del Plan Maestro para los próximos cinco años, destacó que se encuentran en proceso de contratar a un consultor, que deberá establecer los lineamientos de la actividad turística.

El Plan tiene como objetivos incrementar la oferta de productos turísticos, ordenar el espacio dedicado a la práctica turística y procurar normativas sostenibles que tengan en cuentan que al contar con 38% del territorio bajo el concepto de áreas protegidas, debe existir un manejo sostenible.

Ortiz reconoció que la entrada en funcionamiento del Fondo de Promoción Turística (FPT) y del Gabinete Turístico es crucial para acompañar el proceso de manera integral.

De hecho, el Gabinete Turístico, como parte de sus jornadas consultivas para atender planes de acción a corto plazo, estableció la semana pasada mesas de trabajo que atendieron cinco temas prioritarios: Turismo náutico (pesca deportiva y marinas y yates), Manejo de residuos sólidos, Infraestructura de apoyo y energía. 

Participaron representantes de los sectores públicos y privados vinculados al sector turismo, quienes se reunirán de manera periódica.

Roderick Gutiérrez, en representación de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (Aaud), al hablar en nombre de la Mesa de Residuos Sólidos, se refirió a la necesidad de una mayor educación ambiental; que la Aaud no sea el “recogedor de basura”, sino la autoridad coordinadora; instalar sistemas de trituración de residuos en los hoteles, incorporar las innovaciones tecnológicas y convocar los esfuerzos de los municipios.

Gutiérrez dijo que es importante que se establezcan  incentivos a las empresas de reciclaje para que la basura se convierta en “negocio y no en un problema”, y agregó que el papel,  el cartón y las latas se compactan y se comercializan, pero en el exterior.

Katiuska D’ Meza, gestora de proyectos de Taboga, desde la Mesa de Infraestructura de apoyo, enfatizó que se deben diseñar tanques, reservorios y cosechas de agua para evitar que los destinos turísticos se queden sin el vital líquido.

La preocupación alcanza al tratamiento de los vertidos residuales para evitar la contaminación de las playas. Conectividad e información es otro elemento. Quien no llega a Panamá de la mano de un tour operador, no consigue información suficiente en el Aeropuerto Internacional de Tocumen (el 89% de los turistas ingresan vía  aérea).

La creación de una red de servicios públicos que integren baños y regaderas garantizará el disfrute y la comodidad de los visitantes.

Leonardo Paredes, de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel) y por la mesa estructurada para analizar el tema de la  energía eléctrica,  dijo que se necesita contar con una malla robusta y en general una infraestructura de transmisión fiable, que evite fluctuaciones en el servicio.

Otro aspecto supone lograr incentivos fiscales para reducir el impacto de la tarifa eléctrica en los costos.
Jonathan Poll, tesorero de la Asociación Panameña de Pesca Deportiva y Turística (Apapdetur), al compartir la evaluación de la Mesa de pesca deportiva, pidió revisar la legislación de Costa Rica, ya que esta materia la han desarrollado muy bien, al punto de convertirse en un destino mundial para la práctica de este deporte.

El tema es amplio y contempla ordenar los sectores vinculados con la pesca deportiva, crear protecciones especiales para ciertas especies, establecer una unidad de control de la pesca ilegal, generar sinergia entre las instituciones responsables del desarrollo de marinas, hoteles y negocios de esta índole.

Pusieron como  ejemplo a  Pedasí, cuyos pescadores no permiten el uso de redes en sus costas y  descubrieron  cuán rentable es llevar a los turistas a Isla Iguana.

Giovanni Gaudiano, por la mesa de Turismo náutico y en nombre del sector, dijo que hay empresas interesadas en operar en Panamá, pero requieren certeza jurídica.

También se propuso separar la legislación de muelles y puertos de las  marinas,  que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) incentive el tránsito de yates y megayates, ya que transportan tripulantes de alto nivel  adquisitivo; unificar de manera electrónica las entradas y los permisos de navegación y reforzar la seguridad costera.

Otra propuesta apunta a estimular la creación en Panamá de un centro regional de venta y reparación de botes, desde la perspectiva de establecer un hub de seguridad de embarcaciones ante el impacto de los huracanes en la región.

Denise Guillén, subadministradora de la ATP, dijo que los resultados de las mesas permitirán proponer so-luciones en el corto, mediano y largo plazo.

Esta semana se evaluarán nuevos temas: Seguridad, ecoturismo, turismo cultural y folclore de la mano    del Instituto Nacional de Cultura (Inac) y Bocas del Toro como destino específico.

 

Más informaciones

Comente la noticia